Por un juicio sin prejuicios

Por • 23 Feb 2015 • Galería, Imagen

BotOn Oscar

A cuatro años del encarcelamiento de Óscar Manuel Ramírez Siordia por su presunta culpabilidad en el asesinato de su pareja, a pesar de existir un asesino confeso, la organización Letra S, Sida, Cultura y Vida Cotidiana A.C., la Clínica de Interés Público del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y sus familiares exigen la justa revisión de su caso en apego a los mandatos constitucionales del respeto a los derechos al debido proceso y a la  no discriminación y trato igualitario ante la ley.

El 7 de julio de 2010, Óscar, joven gay de entonces 23 años, encontró el cuerpo de su pareja tendido en el piso de su recámara en un departamento de la colonia Nápoles. Tras notificar los hechos a la policía y a los familiares del occiso, fue llevado al Ministerio Público en calidad de testigo y después remitido por su presunta culpabilidad en el crimen.

Posteriormente se detuvo a Noé, de 19 años, quien en su declaración confesó haber tenido una cita con la víctima para sostener relaciones sexuales a cambio de un pago. En su declaración, Noé confirmó que Óscar salió del departamento poco tiempo después de haber llegado ellos. Ya estando solo con la víctima, Noé decidió no cumplir con el acuerdo y, en cambio, golpeó y sometió físicamente a la víctima para dejarla tendida en el suelo y llevarse una laptop y un celular.

A pesar de que Noé confesó su culpabilidad y reconoció haber actuado solo, Óscar permanece recluido. En enero de 2012, la juez 49 Penal en el Distrito Federal determinó que Óscar y Noé son culpables de homicidio calificado (cometido con ventaja y traición) con base en estudios periciales mal elaborados y sin cadena de custodia, así como interpretaciones indebidas de la necropsia. Se determinó la agravante de traición, ya que ambos, según la juez, quebrantaron la confianza de la víctima, y sobre los motivos que los llevaron a trasgredir la norma penal, se consideró que “el único dato que se tiene” es que fueron de “carácter pasional”.

El representante legal de Óscar interpuso un recurso de apelación en contra de la sentencia, el cual fue rechazado por el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.

Ante los hechos, en julio de 2014 se presentó una demanda de amparo directo por violaciones a los derechos constitucionales a un debido proceso, a la no discriminación y al principio de igualdad en función de la orientación sexual, violándose los artículos 1, 14, 17 y 20 de nuestra Constitución. La solicitud de amparo Núm. 415/2014, fue turnada al Quinto Tribunal Colegiado de Circuito en Materia Penal. En dicho amparo se considera que hubo una valoración indebida de las pruebas, ilegal admisión de dictámenes periciales y discriminación y violación al principio de igualdad en razón de la orientación sexual.

Las organizaciones e instituciones acompañantes de Óscar consideran que se trata de un caso emblemático que debe ser valorado en función del Protocolo de actuación para quienes imparten justicia en casos que involucren la orientación sexual o la identidad de género, dado a conocer por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en agosto de 2014, y por lo mismo consideran necesario que sea atraído por la Corte. El caso de Óscar sería el primero que se valore en el marco de este Protocolo.

Print

 

 

Notas relacionadas:

Oscar, condenado a prisión por la homofobia

Exigen justicia en caso de joven gay encarcelado por homofobia

Carta desde prisión

Nota de Foro TV (video)

 

 

Nos interesa tu opinión