Senado ratifica medidas específicas para militares con VIH

Por • 17 Dic 2014 • Por mis derechos, VIHtral

El Senado de la República aprobó las reformas a la Ley General del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas (Issfam), con lo que quedarán protegidas las garantías de los elementos castrenses que viven con VIH.

Ejercito mex

* La Cámara de Diputados las había aprobado en marzo pasado.

México D.F., diciembre 16 de 2014 (Redacción NotieSe).- Con 94 votos a favor y cero en contra, el pleno del Senado de la República aprobó las  modificaciones a la Ley General del Instituto de Seguridad Social para las Fuerzas Armadas (Issfam), a fin de ofrecer garantías y protección de derechos humanos a los militares que sean portadores del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

De esta manera, la Cámara Alta ratifica la iniciativa de reforma aprobada por la Cámara de Diputados en marzo pasado, cuyo objetivo es que el VIH no sea causa de baja de las fuerzas armadas, tal como lo había recomendado la Corte Interamericana de Derechos Humanos en 2004.

Dicha reforma deroga el apartado 82 del artículo 226 de la Ley que señalaba como causal de retiro del personal castrense “los estados de inmunodeficiencia de cualquier etiología, con susceptibilidad a infecciones recurrentes”.

También se modifica el apartado 83 del mismo artículo cuyo contenido estipulaba que es motivo de baja de las fuerzas armadas “la seropositividad a los anticuerpos contra los virus de la inmunodeficiencia humana, confirmada con pruebas suplementarias más infecciones por gérmenes oportunistas y/o neoplasias malignas, en etapa terminal por más de seis meses”.

Con la reforma, se añadió una especificación: “el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, manifestado por la seropositividad a los anticuerpos contra el virus de la inmunodeficiencia humana, confirmada con pruebas suplementarias más infecciones por gérmenes oportunistas y/o neoplasias malignas, que impliquen la pérdida de la funcionalidad para el desempeño de los actos del servicio”.

Además, se adicionará el artículo 226 bis, en cuyo contenido se enlistan los padecimientos que por producir trastornos funcionales de menos del 20 por ciento ameritan cambio de arma o servicio a petición de un Consejo Médico. Sobre el VIH, el apartado 19 define que sólo amerita cambio de arma o servicio “la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana confirmada con pruebas suplementarias, cuyo control y tratamiento médico limite el desempeño de los actos del servicio”.

El mismo artículo concluye que “en todos los casos en que sea médicamente posible, se deberá ajustar el control y tratamiento médico a las actividades específicas del militar, sin afectar al servicio y sin ningún tipo de discriminación”.

En los artículos 174 y 183 de la Ley, sobre la baja de las fuerzas armadas por causas ajenas al servicio militar, la reforma establece que será forzosa la existencia de certificados o dictámenes, elaborados por dos médicos militares o navales especialistas en el padecimiento de que se trate, que acrediten la incapacidad de una persona para ser parte de las fuerzas armadas.

Durante su intervención, la senadora del Partido de la Revolución Democrática Angélica de la Peña, dijo que las reformas a la Ley del Issfam son reflejo de un avance trascendental a fin de evitar la discriminación de aquellas personas que pueden estar afectadas o que están afectadas por VIH/sida y cada una de sus etapas.

Así, el dictamen trabajado por las Comisiones Unidas de  Defensa Nacional y de Estudios Legislativos se turnó al Ejecutivo federal, quien propuso la reforma en octubre de 2013,  para su revisión y aprobación.

Notas relacionadas:

Batallas internas. Sigue la discriminación en el ejército

Nos interesa tu opinión