Estudio canadiense documenta el papel del tratamiento en la prevención del VIH

Por • 25 Feb 2014 • VIHtral

Además de para la salud pública, los resultados confirman los beneficios de la terapia para la salud individual, con una disminución de un 80% en la tasa de casos de sida y muerte.

medication

 

Por Francesc Martínez*

 

25 de febrero de 2014.- El incremento del porcentaje de personas bajo tratamiento antirretroviral que ha tenido lugar en la provincia canadiense de la Columbia Británica, acaecido durante los últimos años, se ha traducido en una reducción del 42% de la incidencia de la infección por VIH, así como una disminución del 80% de los casos de sida y de los fallecimientos asociados a la infección. Los resultados han sido publicados en la revista científica de acceso gratuito PLOS ONE.

Para evaluar las consecuencias de los avances en el tratamiento de la infección por VIH –en lo relativo al tratamiento como prevención y a la llegada de nuevas familias terapéuticas en general y fármacos concretos en particular, entre otros aspectos– los autores del estudio examinaron los registros médicos de la Columbia Británica entre los años 1996 y 2012.

La prevalencia de la infección por VIH en la provincia evaluada pasó de 7 mil 900 casos en enero de 1996 a 11 mil 972 en enero de 2012 (incremento del 52%). Durante el mismo período, el número de personas bajo tratamiento antirretroviral pasó de 837 a 6 mil 772 (incremento del 709%). La proporción de personas con VIH en tratamiento pasó del 11 al 57%.

En 1996 se dieron un total de 253 muertes por sida, mientras que en el año 2011 solo tuvieron lugar 59.

En el período analizado, la tasa de mortalidad asociada al VIH pasó de 6.5 a 1.3 casos por cada 100 mil, lo que representó una disminución del 80%.

La tasa de diagnósticos de sida pasó de 6.9 casos por cada 100 mil personas en el año 1996 a 1.4 casos por cada 100 mil personas en el año 2012 (disminución, como en el caso anterior, del 80%).

La mediana del conteo de células CD4 al inicio del tratamiento antirretroviral pasó de 270 células/mmen el año 1996 a 380 células/mm3 en el año 2012. La proporción de personas en tratamiento con niveles óptimos de adhesión al tratamiento pasó del 37 al 71% durante el período evaluado, probablemente por la simplificación del tratamiento antirretroviral y por una mejor percepción de su eficacia, así como una tolerabilidad muy mejorada (sin efectos secundarios tan problemáticos tales como la lipodistrofia).

Estableciendo las 500 copias/mL como el umbral de supresión virológica, el porcentaje de personas por debajo de dicho valor pasó del 8 al 74% entre los años 1996 y 2012. Al tomar como umbral la indetectabilidad viral (menos de 50 copias/mL), el porcentaje pasó del 6 al 59%.

Durante el período evaluado, la prevalencia de mutaciones de resistencia a antirretrovirales pasó de afectar al 85% de las personas en tratamiento al 31%.

El número de nuevos diagnósticos de infección por VIH pasó de 702 casos en 1996 a 238 en el año 2012, una reducción del 66%.

La incidencia de infección por VIH (teniendo en cuenta los nuevos diagnósticos y realizando una estimación de los casos no diagnosticados) disminuyó de 632 casos a 368 casos por año, una caída del 42%.

Por cada 100 personas con VIH bajo tratamiento antirretroviral, la incidencia de la infección disminuyó en un 1.2% y por cada incremento del 1% en la proporción de personas tratadas con carga viral indetectable, la incidencia de la infección disminuyó en un 1%.

Los resultados del presente estudio muestran la mejora, en términos de salud pública e individual, que ha supuesto la extensión del uso del tratamiento antirretroviral, así como su evolución y simplificación.

Reducir el número de tomas diarias del tratamiento y la incorporación de fármacos más tolerables ha mejorado los niveles de adhesión, hecho que en el estudio se tradujo en mayores tasas de personas con carga viral indetectable. Dicha indetectabilidad viral, como ha podido ser demostrado en varios estudios (véase La Noticia del Día 29/07/2011), constituye, en sí misma, un factor que previene la transmisión del VIH. Este hecho es consistente con los resultados del presente estudio.

Otro aspecto importante ha sido incrementar el umbral de inicio de tratamiento, que ha aumentado el porcentaje de personas con VIH en tratamiento, hecho que, como sucede con la adhesión, también prevendría la transmisión del VIH dentro de la población evaluada, además de colaborar en la reducción del número de casos de sida.

* Fuente: Aidsmap / Elaboración de gTt-VIH.

Nos interesa tu opinión