El inicio pronto del tratamiento antirretroviral podría reducir los reservorios del VIH

Por • 15 Jul 2013 • VIHtral

Iniciar el tratamiento antirretroviral cuando el sistema inmunológico está todavía en buen estado incrementaría la probabilidad reducir los reservorios del VIH, lo cual haría a las personas que siguieran esta estrategia firmes candidatas a controlar la infección sin tratamiento en el futuro.

Foto: Letra S

Francesc Martínez*

5 de julio de 2013.- Según un estudio francés presentado en la VII Conferencia de la Sociedad Internacional del Sida (IAS), celebrada esta semana en Kuala Lumpur (Malasia), iniciar el tratamiento antirretroviral con niveles de CD4 superiores a 500 células/mm3 incrementaría la probabilidad de experimentar reducciones sustanciales de los reservorios del VIH, hecho que haría a las personas que siguieran esta estrategia firmes candidatas a poder controlar la infección sin tratamiento en el futuro, algo que ya ha sido observado y está siendo investigado (véase La Noticia del Día 04/07/2013).

El VIH presente de forma latente en el interior de algunos CD4 y otras células inmunitarias, integrado en el núcleo celular, es el responsable de que el virus vuelva a reproducirse si se interrumpe el tratamiento antirretroviral, por lo que se trataría del reservorio en el que el VIH permanece cuando se detiene su replicación por medio de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA). Reducir el número de células con el VIH integrado en su núcleo sería –como muestran los últimos estudios- un paso esencial para controlar la infección por VIH sin medicación.

Sobre la base de esta hipótesis, los autores de este estudio analizaron la presencia de ADN del VIH integrado en el núcleo de las células mononucleares de sangre periférica (PBMC, en sus siglas en inglés, en cuyo núcleo puede integrarse el VIH) y los cambios en los niveles de CD4 de personas que iniciaron la TARGA en fases posteriores a la primoinfección. Este último dato es importante, ya que los casos de cura funcional publicados –sin tener en cuenta aquellos basados en trasplantes de médula ósea– siempre han iniciado el tratamiento durante la infección primaria. Por ello, el objetivo del presente estudio era evaluar si dicho modelo sería extrapolable a aquellos que empiezan la TARGA en fases posteriores y cómo afectaría a la reducción de la presencia del ADN del VIH en las células mononucleares de sangre periférica el recuento de CD4 al comenzar la terapia.

Un total de 309 personas con VIH y carga viral indetectable fueron incluidas en el estudio entre los años 2005 y 2009 y fueron seguidas durante una mediana de 3,7 años (un total de 1.407 persona-años de seguimiento). Durante el estudio, se registraron un total de 1.500 mediciones de ADN del VIH en PBMC, aunque solo fue posible obtener muestras previas al inicio del tratamiento en el 25% de los participantes.

Treinta de los 309 participantes tenían un recuento de CD4 superior a las 500 células/mm3 al comienzo de la TARGA, en 155 estaba entre 200 y 499 células/mm3, y 124, por debajo de 200 células/mm3.

Como era de esperar, las personas con menores niveles de CD4 al inicio tenían mayor carga viral y mayor riesgo de experimentar enfermedades definitorias de sida.

Una limitación del estudio es que contaba con un mayor periodo de seguimiento con carga viral indetectable de las personas con menores niveles de CD4 (4,6 años en aquellas que empezaron el tratamiento con un recuento por debajo de 200 células/mm3) que el de aquellas con niveles más elevados (dos años en aquellas con niveles de CD4 superiores a 500 células/mm3), hecho que podría afectar a los resultados.

Los investigadores establecieron tres posibles objetivos a alcanzar durante el tratamiento antirretroviral por parte de los participantes:

  • Obtener la normalización de los niveles de CD4 (recuentos superiores a 900 células/mm3)
  • Alcanzar un cociente CD4/CD8 superior a 1 (considerado una normalización del cociente)
  • Llegar a bajos niveles de ADN del VIH en PBMC (< 2,3log copias/millón de PBMC)

En su última visita, las personas que iniciaron el tratamiento con niveles de CD4 superiores a 500 células/mm3 presentaron una probabilidad de tener niveles normalizados de CD4 (mediana de 1,011 células/mm3), del cociente CD4/CD8 (mediana de 1,25) y menores niveles de ADN del VIH en PBMC (mediana de 2,5log copias/millón de PBMC) superior a la de quienes comenzaron el tratamiento con menor recuento de CD4.

El 39% de las personas que empezaron la terapia con niveles de CD4 superiores a 500 células/mm3 alcanzaron niveles de ADN del VIH <2,3log copias/millón de PBMC.

El porcentaje fue del 21% entre quienes comenzaron la TARGA en el intervalo 499-200 células/mm3 y del 11% en aquellas que lo hicieron por debajo de 200 células/mm3.

El 30% de las personas del grupo que empezó el tratamiento por encima de las 500 células/mm3, el 3% de aquellas con inicio entre 499-200 células/mm3 y ninguna de las que lo comenzaron por debajo de 200 células/mm3 lograron los tres objetivos propuestos en el estudio.

De forma sorprendente, iniciar el tratamiento con un recuento superior a 500 células/mm3 solo presentó una débil asociación con menores niveles de ADN del VIH en PBMC antes de empezar la terapia, mientras que la asociación entre este umbral de inicio y una mayor reducción de dicho ADN una vez en tratamiento fue robusta. Estos dos hechos, de confirmarse, podrían ser importantes en el diseño de nuevas estrategias dirigidas a la cura, dado que podrían estar indicando que un menor deterioro del sistema inmunitario podría ser más importante que el tamaño de los reservorios para, a largo plazo y bajo tratamiento antirretroviral, conseguir erradicar la infección.

Los investigadores concluyeron que el inicio precoz del tratamiento antirretroviral sería beneficioso de cara a la reducción de los reservorios no únicamente en personas con primoinfección (como se ha demostrado en los recientes casos de cura funcional), sino también en aquellas con infección en fase crónica.

Los hallazgos del presente estudio resultan prometedores, aunque será importante corroborarlos en estudios con menores limitaciones para poder seguir avanzando en la investigación de la cura de la infección por VIH.

FuenteHIVandHepatitis.

Referencia:Hocqueloux L, Avettand-Fènoël V, Prazuck T, et al. In chronically HIV-1-infected patients long-term antiretroviral therapy initiated above 500 CD4/mm3 achieves better HIV-1 reservoirs’ depletion and T-cell count restoration. 7th International AIDS Society Conference on HIV Pathogenesis, Treatment and Prevention (IAS 2013). Kuala Lumpur, June 30-July 3, 2013. Abstract WEAB0102.

* La noticia del día. Servicio del Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt). Barcelona (España).

Nos interesa tu opinión