Desconocida, la Ley de Voluntad Anticipada para el DF

Por • 14 Feb 2013 • Cuerpo sano

Una encuesta reveló que la mayoría de las y los habitantes de la ciudad de México no saben que existe una Ley de Voluntad Anticipada. Ésta regula la donación de órganos y la ortotanasia, es decir, la negativa a recibir tratamientos que alarguen innecesariamente la vida de una persona en fase terminal.

Por Gustavo Y. Sánchez Marcial

El 64% de las personas no conoce la Ley de Voluntad Anticipada (LVA) vigente en el Distrito Federal; así lo reveló una encuesta realizada a 278 pacientes y familiares en la capital del país. La revista Persona y Bioética, de la Universidad de La Sabana, Colombia, publicó el estudio Ley de Voluntad Anticipada del Distrito Federal en México. Trasplantes e ideologías, en su número de junio pasado.

De acuerdo con los datos, el restante 43% dice conocer la ley sólo en lo referente a la donación de órganos. Cabe destacar que más de la mitad (54%) de los participantes que afirmaron desconocerla se atiende en las instituciones públicas.

La investigación

Las entrevistas se efectuaron en el Hospital General, en el Seguro Social y en una institución privada. Con 17 preguntas, los investigadores mexicanos inquirieron sobre el conocimiento que existe de la ley, el deseo de las personas por redactar su “testamento de vida”, así como su intención y el porqué de donar sus órganos.

Referente a la donación de órganos, la mayoría de la muestra (68%) tiene la intención de hacerlo con fines de trasplante. A pesar de que un gran número está a favor de la donación, 70% no lo ha expresado de manera formal, aunque algunos entrevistados cuentan con su tarjeta de donación (21%) y otros sólo han expresado verbalmente su deseo a sus familiares (39%).

La ley, publicada el 7 de enero de 2008 en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, tiene como fin “establecer y regular las normas y requisitos de la voluntad de cualquier persona con respecto a someterse a tratamientos que pretendan prolongar de manera innecesaria su vida.” Por ello, en la pesquisa también se cuestionó sobre la eutanasia y la visión que tienen los ciudadanos sobre ésta. El 78% se mostró a favor, descartando de antemano que las autoridades promuevan la eutanasia con la LVA.

Asimismo, los investigadores cuestionan por qué se le ha dado mayor difusión a otras leyes a diferencia de ésta que “puede beneficiar la cultura de donación posterior a la muerte natural”. La falta de difusión, según los autores, provoca que la sociedad desconozca lo referente en la ley, ya que el 33% de los encuestados se muestra interesado en saber más sobre ésta, además de verla como una manera de crear conciencia sobre la donación de órganos en el país.

Si no conoces la Ley de Voluntad Anticipada, puedes consultarla en este enlace.

Nos interesa tu opinión