Letra S 194 – Septiembre 2012

Por • 06 Sep 2012 • Suplemento digital

Pornografía alternativa. Una visión feminista del sexo Durante siglos, el material pornográfico estuvo reservado sólo para los hombres, y entre ellos, sólo para aquél que tuviera dinero suficiente para conseguirlo. Hoy, con el creciente acceso a Internet, el consumo de pornografía se ha generalizado. En este contexto, surge un grupo de mujeres realizadoras de porno […]

Pornografía alternativa. Una visión feminista del sexo

Durante siglos, el material pornográfico estuvo reservado sólo para los hombres, y entre ellos, sólo para aquél que tuviera dinero suficiente para conseguirlo. Hoy, con el creciente acceso a Internet, el consumo de pornografía se ha generalizado. En este contexto, surge un grupo de mujeres realizadoras de porno desde la visión del feminismo. También buscan placer y orgasmos, pero alejadas del discurso masculino que somete a la mujer a un rol pasivo.

Engullidos por la urbe. Indígenas en la ciudad de México

Lejos de los paisajes campiranos y las localidades apartadas, las y los indígenas también viven en las grandes ciudades y enfrentan riesgos de salud sexual como cualquier otra persona. En la capital del país, las estrategias para prevenir el VIH/sida son incipientes. Ni siquiera existen datos oficiales para cuantificar la magnitud del problema.

Trabajo sexual y derechos

Que las leyes prohibitivas o restrictivas del trabajo sexual obstaculizan la lucha contra el VIH/sida es una situación que se acepta como hecho entre los estudiosos del tema, pero hasta ahora no se había demostrado científicamente. Un grupo de investigadoras, encabezadas por Sofia Gruskin, abogada y profesora adjunta del programa de Salud Global y Derechos Humanos en la Universidad del Sur de California, estudiaron todos los países del continente asiático y encontraron evidencia de que mientras más duras son las leyes contra las y los trabajadores sexuales, los avances en la respuesta al sida en esta población y sus clientes son menores.

Nos interesa tu opinión