- Letra S - http://www.v1.letraese.org.mx -

La mano santa*

[1]

Por Leonardo Bastida

“La vida se origina desde el momento de la concepción”, “Es un asesinato atentar contra el producto de la concepción”, se puede leer en mamparas colocadas en los pasillos de la catedral de Zacatecas. Ubicadas frente al altar dedicado a San Martín Correa, mártir zacatecano de la Guerra Cristera, explican mediante esquemas cómo se “crea la vida” a partir del momento de la concepción y hasta el momento en el que la madre da a luz, y por qué el aborto “es un asesinato”.
Esta exposición forma parte del Santuario de la Vida, establecido en la capital zacatecana a mediados de 2010, con el objetivo de “fomentar la reflexión para la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural” y la “oración por los no nacidos, los niños en peligro de ser abortados, los niños por nacer y las mujeres embarazadas”.
El primero de estos santuarios se creó en Querétaro en 2008, con la premisa de que “lo que la virgen María concibió fue lo que dio a luz”, según dijo Mario de Gasperín, obispo de la diócesis, durante el evento de inauguración.
Estos sitios fueron establecidos tras la aprobación de la interrupción legal del embarazo en el Distrito Federal, en 2007, con el fin de contrarrestar los avances obtenidos en la capital del país en materia de derechos de las mujeres. En Zacatecas gobernaba el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y en Querétaro el Partido Acción Nacional (PAN).

“Es un delito”
“En este tiempo pascual, con la resurrección de Cristo estamos celebrando el triunfo de la vida sobre la muerte. Este gran don nos impulsa a proteger y defender con firme decisión el derecho a la vida de todo ser humano desde el primer instante de su concepción…”, comentó el Papa Benedicto XVI en una carta enviada a los obispos de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en abril de 2007, tres días antes de discutirse en la Asamblea Legislativa del DF (ALDF) la modificación del artículo 144 del Código Penal del DF y permitir la interrupción legal del embarazo hasta las 12 semanas de gestación.
Tras conocer el contenido de la misiva, monseñor Carlos Aguiar, entonces presidente de la CEM expresó ante los medios de comunicación que la iniciativa de ley era “un delito, aunque se le cambie el nombre, sigue siendo delito”.
Al finalizar la reunión, los obispos emitieron un comunicado en el que fijaron su postura de “velar y defender el derecho natural de todo ser humano a la vida y a la integridad física desde la concepción hasta la muerte”.
A su vez la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Procuraduría General de la República (PGR) presentaron ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), las acciones de inconstitucionalidad 146/2007 y 147/2007 con el argumento de que la ALDF no tiene competencia para legislar en cuestiones de salud y que la reforma al Código Penal capitalino representaban un conflicto con los derechos que otorga la Constitución.
Casi un año después, ante el fallo a favor de la constitucionalidad de la reforma por parte de la SCJN, en diversos estados de la República se comenzaron a modificar los Códigos Penales para evitar la aprobación de leyes similares a la capitalina. En diciembre de 2008 Nayarit y Baja California reformaron sus códigos. En 2009 ya eran más de 10 estados. En Guanajuato, el aborto quedo penado bajo cualquier causa.
La mayoría de las iniciativas de reforma fueron presentadas en los plenos por legisladores del PAN, institución política que, respaldada por el CEM, organizó marchas a favor de la vida durante la discusión en el DF.
En aquella ocasión, integrantes del partido como Carlos María Abascal, hijo del líder sinarquista Salvador Abascal, calificaron a los asambleístas capitalinos como “jacobinos e ignorantes”, y otros, como la esposa de Felipe Calderón, Margarita Zavala, mencionaron que era preocupante “que un niño con 12 semanas en el vientre de la mamá y que se ve en pantalla, con corazón, pulmones, cabeza y brazos no sea considerado una persona”.

Matrimonio gay: la humanidad en peligro
“No es el hombre que decide, es Dios el que decide quien es hombre y quien es mujer”, explicó Ratzinger en su discurso de fin de año de 2008 como respuesta al exhorto de la Organización de las Naciones Unidas de despenalizar la homosexualidad en 60 países. En su exposición, habló de la necesidad de pensar en una “ecología del hombre”, la cual no debería permitir más que la unión entre un hombre y una mujer.
En enero de 2010, un mes después de que se aprobaran las modificaciones al artículo 146 del Código Civil del DF, el cual permite los matrimonios entre personas del mismo sexo, Benedicto XVI dijo durante su reunión de principio de año con embajadores en el Vaticano que las leyes y proyectos de ley para legalizar los matrimonios gays “atentan contra el fundamento biológico de la diferencia entre los sexos. Me refiero, por ejemplo, a países europeos o del continente americano”.
Esta postura la ha reforzado. En su mensaje de principio de este año ante más de 180 embajadores de diferentes países en la Santa Sede, afirmó que el matrimonio homosexual es una de las amenazas graves contra la familia tradicional que socavan “el porvenir mismo de la humanidad”.
La postura papal no fue ajena a políticos mexicanos. Durante el debate en la SCJN sobre la constitucionalidad del matrimonio universal, en apoyo a la acción de inconstitucionalidad promovida por la PGR, Felipe Calderón, titular del ejecutivo federal, declaró durante una gira de trabajo por Japón y Corea del Sur que “la Constitución de la República habla explícitamente del matrimonio entre hombre y mujer”. A este comentario se sumó la postura del entonces cardenal Juan Sandoval Iñiguez , quien aseguró que los ministros de la SCJN habían sido “maiceados” por el Jefe de Gobierno del DF, Marcelo Ebrard, para determinar la constitucionalidad del matrimonio igualitario en todo el país.
El 1 de diciembre del año pasado, el diputado panista Salvador Martínez propuso en el Congreso de Querétaro blindar la definición de matrimonio a la unión entre un hombre y una mujer, con el argumento de “responder a la voluntad de 51 mil ciudadanos de la entidad, de resguardar a la familia”. Esta iniciativa fue rechazada por el Congreso. Sin embargo, el legislador respaldó a la presidenta municipal de Querétaro, María del Carmen Zúñiga, quien aseguró durante la inauguración de la Semana de la Familia, el pasado 13 de febrero, que “la falta de respeto a la naturaleza del ser humano, de la familia y de la sociedad, ha generado un grave deterioro en la propia sociedad”, en alusión a los matrimonios entre personas del mismo sexo.

La educación
Los cambios legislativos en países considerados tradicionalmente católicos, como España y México, provocaron en el Vaticano una reacción a favor de fomentar un modelo de educación que plantea que “el marco familiar es fundamental en el itinerario educativo y para el desarrollo de los individuos y los estados; por tanto, se necesitan políticas que valoricen y favorezcan la cohesión social y el diálogo”.
En México, durante el proceso de reforma educativa de 2006, grupos progresistas plantearon modificar los contenidos para dar mayor peso a temas como el aborto, la anticoncepción de emergencia, la masturbación, el VIH/sida y la diversidad sexual. Sin embargo, una revisión realizada por Letra S en 2009 a los libros de ciencias naturales de quinto y sexto año de primaria encontró que en el texto de sexto grado, en el bloque 3 titulado “La adolescencia: cambios y responsabilidades”, se omite la píldora de emergencia en el apartado referente a los métodos anticonceptivos. En el tema del VIH sólo se dedican dos páginas que indican al alumno que debe realizar una investigación en torno al virus. En este texto se alude a la vida de esta manera: “Un nuevo ser se inicia mediante la unión de un óvulo con un espermatozoide. A este suceso se le llama fecundación”.
En 2008, este suplemento revisó la documentación referente al texto para primer grado de secundaria Salud y Sexualidad Humana elaborado por la organización de ultraderecha Red Familia y coordinado por Paz Fernández Cueto, activista de la organización empresarial Enlace, identificada por sus posturas conservadoras y “en defensa de la vida”. El texto, aprobado y distribuido con el aval de la entonces titular de la SEP, Josefina Vázquez Mota, se contraponía a la recién firmada Declaratoria Ministerial “Prevenir con Educación”, cuyo objetivo es reducir para 2015 en un 75 por ciento la brecha entre escuelas en Latinoamérica que no imparten educación integral en sexualidad, y en un 50 por ciento el número de adolescentes y jóvenes que no cuentan con acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva en la región.
Esta postura no sólo ha afectado la educación sexual de las y los mexicanos. En días recientes, el alcalde de Mazatlán, Alejandro Higuera Osuna, de extracción panista, prohibió la repartición de condones durante el carnaval y la participación de la comunidad de la diversidad sexual debido a que, aseguró, eran un mal ejemplo para el puerto sinaloense, y para eso hay lugares como la marcha gay. A su vez, la arquidiócesis primada de México, encabezada por Norberto Rivera Carrera, ha publicado un documento para “orientar” a los votantes católicos, exhortándolos a no sufragar a favor de quienes apoyen el aborto y el matrimonio gay.

* Publicado en Letra S, marzo de 2012.