Cuestionan investigadores notas publicadas en periódico

Por • 11 Ene 2012 • VIHtral

Investigadores del Instituto Nacional de Nutrición, del Instituto Nacional de Cancerología, del Hospital General Manuel Gea González, del Instituto Nacional de Salud Pública y de la Clínica Especializada Condesa, desmienten la información publicada en El Universal, en diciembre pasado, sobre el presunto mal uso de recursos destinados al VIH/sida.

En diciembre pasado (los días 2 y 3), el periódico El Universal publicó dos notas tituladas “Poco clara, distribución de recursos para VIH y “Desvían recursos de lucha contra sida”, elaboradas por Lilia Sául, en las que se aseguraba había desviación de fondos en los recursos presupuestarios destinados al Programa “Prevención y atención del VIH/SIDA y otras ITS” , de acuerdo al documento “Medición del gasto en Sida (Megas) para el periodo 2008-2009”, citado por Felipe Varela de Fundar, Centro de Análisis e Investigación A.C.

En los textos, Varela aseguró que “aunque el Megas indica que en 2009 se calculaba gastar 2 mil 741 millones de pesos en la compra de tratamientos antirretrovirales (aproximadamente 52.85% del gasto total en VIH), quedan aún mil 751.3 millones de pesos que Megas no explica de manera concreta dónde, quién o en qué se gastaron”.

En entrevista con el diario, Varela señaló que “En el caso del presupuesto versus pacientes atendidos, llama la atención el caso de que Hospital General Manuel Gea González, el Instituto Nacional de Perinatología, el Instituto Nacional de Cancerología a pesar de no contar con un servicio especializado en pacientes con sida han ejercido en conjunto 138.31 millones de pesos constantes a 2012 en el periodo 2004-2010. Por su parte, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), que sí cuenta con una clínica especializada, de hecho es el instituto que mayor número de pacientes con sida atienden en el país, ha ejercido en el mismo periodo 92.44 millones de pesos”.

De acuerdo con el investigador de Fundar, estas instituciones compraron cerdos vivos, material para limpieza así como el pago de predial y servicios de jardinería con dicho presupuesto y los recursos que se les asignan, son mayores a los que realmente necesitan, caso contrario a lo que ocurre en el INER, donde, aseveró, se recibe menor presupuesto al necesario, a pesar de ser el centro de salud que atiende al mayor número de pacientes con VIH en el país.}

En respuesta, los titulares de los servicios de VIH/sida de las instituciones aludidas enviaron una carta a la redacción de El Universal en la que muestran su malestar y cuestionan la información presentada por Varela.

A petición de los interesados, a continuación se reproduce el texto íntegro de la carta:

México DF, a 8 de Diciembre de 2011

Al periódico EL UNIVERSAL

A FUNDAR Centro de Análisis e Investigación AC

Al público en general

PRESENTE

En el artículo publicado el pasado 2 de diciembre firmado por Lilia Saúl, se expresan una serie de informaciones falsas e imprecisas que ponen en riesgo la credibilidad de instituciones y personas que han dedicado y dedican su esfuerzo desde hace más de dos décadas, a mejorar la calidad de vida de las personas que viven con VIH en nuestro país. La fuente de dicha información, según la periodista que escribe la nota, es el investigador Felipe Varela de la organización Fundar. La información presentada en este y otros artículos basados en investigaciones del Sr. Varela dista mucho de contar con un proceso serio de documentación. Es lamentable que en el núcleo de una organización como FUNDAR, dedicada a la transparencia, se permita que uno de sus investigadores altere cifras, desprestigiando la misión de dicha fundación.

Encontramos en los dos reportajes firmados por Lilia Saúl, y publicados por el diario El Universal el viernes 2 de diciembre y sábado 3 de diciembre de este año, que la única entrevista realizada para sustentar e interpretar las cifras que cita en ambos textos es la opinión de Felipe Varela.

Es falso que sólo en el INER existe una clínica especializada de atención a pacientes con VIH/SIDA. El señor Varela debería explicar cómo es que se han atendido centenas de pacientes con infección por VIH y diversos tipos de cáncer a lo largo de los años en el INCAN y cómo se han atendido a la mayor parte de los niños que viven con VIH/SIDA en la ciudad de México y el área conurbada en el Hospital Infantil de México. También debería explicar por qué a pesar de haber recibido información a través del IFAI solicitada al Hospital Gea González, en donde se le respondió que sí existe dicha clínica (anexamos copia del oficio) afirma lo contrario.

Omite en forma dolosa que la primera clínica de atención especializada en VIH/SIDA en el país fue la del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ). Esa es también la clínica de los Institutos Nacionales donde actualmente más pacientes con VIH se atienden: 1075, según el registro de la base de datos SALVAR. El Salvar (Sistema de Administración Logística de ARV) se instauró en el 2005, y es la base nacional sobre la que se asignan y monitorean las terapias ARV de la Secretaría de Salud en todo el país. La consideramos una fuente mucho más confiable para saber cuántos pacientes se atienden por institución que el documento Megas (Medición de Gasto en SIDA) cuyo objetivo es el gasto general de país, o que una “investigación a partir de decenas de solicitudes de información” realizadas por el Sr. Varela y única fuente citada por la periodista.

La clínica de VIH del INCMNSZ que forma parte del departamento de Infectología es también el sitio en donde mayor número de infectólogos y especialistas en VIH se han preparado a lo largo de los últimos 30 años en México.

En relación con las cifras de atención de pacientes citadas en el artículo, es evidente que ningún centro de atención registra a más de 37 000 pacientes, como se afirma que se han atendido en el INER; ese número es simplemente un disparate. La Clínica Especializada Condesa, la unidad médica con mayor número de usuarios en América Latina registra actualmente cerca de 6000 pacientes en SALVAR. El INER tiene registrados 877, no 37 mil.

Por otro lado, resultan dolosamente bajas las cifras de atención que se refieren para el INCAN, para el Infantil de México y para el Hospital Manuel Gea González. Actualmente el INCAN recibe entre 8 y 10 pacientes para hospitalización cada mes, y tiene 103 registrados en SALVAR, lo que suma mucho más de los 69 que señala el artículo entre 2004 y 2010. El Hospital Infantil de México Federico Gómez registra 268 pacientes y el Hospital General Gea Gonzalez, de acuerdo a cifras mencionadas en la respuesta obtenida por el Señor Varela a través de IFAI, atendió 261 pacientes en hospitalización y no 138. Además de las Instituciones mencionadas, en la ciudad de México los Institutos de Perinatología, Nacional de Pediatría y el Hospital General de México cuentan con protocolos de atención, profesionales de la salud de alta especialidad y recursos científicos y tecnológicos para la atención de personas con SIDA. En otras ciudades de la república existen Instituciones de gran tradición y calidad en la atención de personas que viven con VIH como es el Hospital Civil de Guadalajara.

Es evidente que el Señor Varela no está preocupado por la asignación de recursos presupuestales que beneficien al mayor número de pacientes. No es la primera vez que utiliza cifras falsas y el nombre de FUNDAR en favor una sola institución -el CIENI del INER- aunque sí es la primera vez que lo hace a costa de desacreditar el trabajo de otros.

Es cierto que en muchos de los casos el presupuesto asignado para la atención de personas con VIH favorece también la atención de personas con otros padecimientos, como es el caso del gasto en equipamiento, en investigación o incluso de mantenimiento; sin que ello implique una “pérdida” para los pacientes con VIH. Una institución pública debe utilizar los recursos disponibles para otorgar el mayor beneficio posible a quien los necesite, de lo contrario sería no sólo absurdo en términos económicos, sino altamente discriminatorio.

Queremos manifestar que consideramos una labor encomiable por parte de la asociación FUNDAR el buscar la transparencia en el uso de los recursos públicos. Sin embargo, es evidente que para el tema de VIH/SIDA, esta organización está lejos de cumplir con esa meta. Les pedimos que si su objetivo es mejorar la transparencia y rendición de cuentas del gasto público en VIH/SIDA sean congruentes con ese objetivo y que no actúen como gestores parciales.

Por último, fijamos nuestra postura como profesionales comprometidos en la lucha contra el VIH, por ello nuestro interés en que la información sea verídica y plural, no sesgada y tendenciosa.

Dr. Juan Sierra Madero. INCMNSZ

Dra. Patricia Volkow F. INCAN

Dr. Rafael Valdez V. Hospital General Manuel GEA González

Mtro. Sergio Bautista A. Instituto Nacional de Salud Pública

Dra. Andrea González R. Clínica Especializada Condesa

Para consultar las notas citadas visite http://www.eluniversal.com.mx/nacion/191542.html y http://www.eluniversal.com.mx/nacion/191562.html

Nos interesa tu opinión