HOJA INFORMATIVA 3. El Seguro Popular y la compra de medicamentos

Por • 03 Nov 2011 • Por mis derechos

A unos días de la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación 2012, la organización civil Fundar, Centro de Análisis e Investigación, nos comparte esta hoja informativa acerca de cómo y en qué gasta el Gobierno Mexicano nuestros recursos, en este caso, el gasto en medicamentos que se hace a través del Seguro Popular.

El Seguro Popular y la compra de medicamentos:

“Problemas vigentes, soluciones pendientes”

Gina Chacón Fregoso

gina@fundar.org.mx

Desde su arranque en el 2004, el Sistema de Protección Social en Salud (SPSS) ha tenido como objetivos primordiales otorgar atención médica y medicamentos a los afiliados, tanto para los padecimientos listados en el Catálogo Universal de Servicios Esenciales de Salud[1], así como para aquellas enfermedades definidas como catastróficas a través del Fondo de Protección de Gastos Catastróficos.

A partir del 2008 se han incorporado al Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación mecanismos de control para la compra de fármacos asociados al CAUSES, específicamente para mejorar el uso del presupuesto por parte de las entidades federativas. No obstante, los informes de compra de medicamentos realizada por los estados en los años 2008, 2009 y 2010[2] muestran serios problemas tanto en el uso de los recursos, como en la cantidad y calidad de la información que reportan. Estos se caracterizan por:

  • Opacidad en el reporte de las transferencias que realiza la CNPSS a las entidades federativas.
  • Discrecionalidad en el uso de los recursos para la compra de medicamentos.
  • Falta de información que relacione los nombres de los proveedores, con la clave, número de medicamentos y total de venta[3] para identificar practicas favorables.

En el último Informe de Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2009 de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) se evidencian las graves irregularidades en el uso de los recursos públicos asignados a las entidades federativas para la compra de medicamentos. De acuerdo con la ASF las anomalías en las compras de fármacos causaron un daño a las finanzas públicas por 314 millones de pesos, lo que representa 10% del total de irregularidades detectadas en el Sistema de Protección Social en Salud, mejor conocido como Seguro Popular[4].

Éstas se concentraron en cinco aspectos: 1) compra de medicamentos por arriba del precio de referencia, en algunos casos superó en 500% el precio fijado por la Secretaria de Salud; 2) compra de fármacos no incluidos en el CAUSES; 3) falta de comprobantes que muestren el costo real de los fármacos 4); la adquisición de medicamentos de patente sin consultar el precio con la Comisión Coordinadora para la Negociación de Precios de Medicamentos; y 5) los estados no siempre publicaron información de las adquisiciones en tiempo y forma, tal y como lo establecen los lineamientos del DPEF 2009.

Al respecto, es importante subrayar los efectos que ello tiene en la población afiliada al Seguro Popular. En primer lugar, el uso inadecuado de los recursos para la compra de fármacos podría estar agudizando los problemas de distribución y suministro de medicamentos en los hospitales y clínicas acreditadas. Por otro lado, estaría impactando negativamente el acceso de fármacos a los afiliados, quienes tienen que realizar gastos de su propio bolsillo para adquirir sus tratamientos.

La evaluación del Seguro Popular realizada por la  Universidad de Harvard 2009[5], afirma que el SPSS no ha tenido efectos positivos en la disminución del gasto de bolsillo que realiza la población en medicamentos y o tratamientos que requieren ciertos aparatos médicos. Por su parte, la ENIGH 2010 revela que la compra de medicamentos representó 29% del gasto total de bolsillo, esto significa que la adquisición de fármacos constituye uno de los rubros en que los hogares destinan una mayor cantidad de recursos para satisfacer sus necesidades de salud[6].

El ejercicio de los recursos destinados a la compra de fármacos no garantiza el abastecimiento y la provisión de medicamentos, en particular en las comunidades altamente marginadas y geográficamente alejadas de las principales ciudades del país. Conocer cómo y cuánto se gasta en la adquisición de fármacos es indispensable para avanzar en la transparencia y rendición de cuentas, y sobre todo para implementar acciones que permitan garantizar la provisión oportuna y efectiva de los medicamentos a los afiliados al Seguro Popular.

La Comisión Nacional de Protección Social en Salud y las entidades federativas deben implementar prácticas corresponsables para garantizar la provisión de medicamentos para toda la población afiliada. Al respecto, se plantea la adición en el Decreto de Presupuesto de Egresos de la Federación  2012, en el artículo 40, fracción III inciso b) de los siguientes puntos:

ü  Las entidades federativas deben  publicar el monto total de las transferencias que reciben  de la CNPSS por concepto de compra de medicamentos y otros insumos.

ü  Reportar de manera semestral a la CNPSS, con información agregada de las adquisiciones, que relacionen: el nombre de los proveedores con la cantidad vendida, nombre de las claves de medicamentos y volumen de venta.

ü  En el reporte de compras de medicamentos se debe incluir un apartado que de cuenta de los procesos de licitación o adjudicación directa para la adquisición de fármacos. Esta debe contener los criterios de toma de decisión.


[1]El listado del CAUSES incluye los medicamentos para la atención de medicina general, familiar y de especialidades, clasificadas según los grupos establecidos por el Consejo de Salubridad General.

[2] http://sistemas2.cnpss.gob.mx:7000/reportespef/pef2008_vii.html# http://sistemas.cnpss.gob.mx:7000/reportespef/medicamentos_20092/reportes.html#

[3] Actualmente, las entidades están obligadas a reportar de manera semestral a la Comisión Nacional de Protección Social en Salud, el 100 por ciento de las adquisiciones realizadas, indicando: el nombre del proveedor, el evento de adquisición y el costo unitario, de las claves de medicamentos adquiridos.

[4] Ver: http://fundar.org.mx/pesosycontrapesos/?p=47

[5] Fuente: Gary King, Lakin Jason, et. Al. The Lancet vol.373, April 25, 2009. wwthelancet.com

[6] Ver hoja informativa: “Acceso económico a la salud”.

Nos interesa tu opinión