HOJA INFORMATIVA 10. Transparencia presupuestaria

Por • 17 Nov 2011 • Por mis derechos

En el marco de la discusión del Presupuesto de Egresos de la Federación 2012, la organización civil Fundar, Centro de Análisis e Investigación, nos comparte esta hoja informativa acerca de cómo y en qué gasta el Gobierno Mexicano nuestros recursos, en este caso, en lo que toca a la transparencia presupuestaria.

Transparencia presupuestaria

Diego de la Mora Maurer

diego@fundar.org.mx

Cada año, un mayor número de personas exige más información sobre el presupuesto público con el ánimo de entender las decisiones del gobierno y las políticas públicas: ¿cómo se le asignó el presupuesto a la clínica pública de mi colonia? ¿Cuánto se destinó para seguridad pública este año? ¿Quién es el responsable de ejercer los recursos que generan mis impuestos? Estas son algunas de las preguntas que cruzan la mente de la ciudadanía en México y es la responsabilidad del gobierno responder como su representante y administrador de los recursos públicos.

El presupuesto de un gobierno se financia con los impuestos de las ciudadanas y los ciudadanos de cada país. En este sentido, el presupuesto se convierte en un conjunto de responsabilidades que el gobierno adquiere frente a la población. Bajo esta premisa, el gobierno está obligado a informar a la ciudadanía sobre cómo recaudó los recursos públicos y cómo los planea gastar.

La transparencia presupuestaria es un elemento necesario para que exista una rendición de cuentas efectiva, una mejor democracia y para que más ciudadanos confíen en el quehacer gubernamental. Además, la transparencia presupuestaria contribuye al mejoramiento de políticas públicas y a la reducción de la corrupción. Cuando existe mayor información pública sobre cómo se están utilizando los recursos y una mayor apertura hacia la participación ciudadana, se producen mejores políticas públicas que reflejan con mayor fidelidad las preferencias de la ciudadanía.

Situación actual

En los últimos años han existido avances importantes en materia de transparencia presupuestaria: en 2010 se publicó por primera vez un presupuesto ciudadano, ejercicio que se repitió para el presupuesto aprobado de 2011. Además, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público lanzó la página www.transparenciaprespuestaria.gob.mx para explicar de manera más sencilla el proceso presupuestario en México. Sin embargo, a la vez, han llegado también retrocesos importantes: a partir de la nueva Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas, el documento llamado Avance de Gestión se relegó al segundo trimestral, por lo que ahora no se cuenta con un informe de medio año que permita evaluar de manera detallada cómo se están gastando los recursos.

Nuestro país aún se encuentra por debajo de las mejores prácticas internacionales en materia de transparencia presupuestaria. Los últimos estudios sobre este tema demuestran que todavía hay mucho por hacer. El Índice Latinoamericano de Transparencia Presupuestaria (ILTP) publicado en 2009, le otorga una calificación de 48 puntos a México de un total de 100 puntos. Esta calificación refleja la insatisfacción de los usuarios de información presupuestaria en cuanto a la existencia de un marco normativo y prácticas claras en el proceso presupuestario, al acceso público a la información y a los mecanismos formales de participación en este proceso. El estudio revela que el proceso de formulación es de los más opacos y el acceso a información presupuestaria aún es muy complicado.

Otro estudio, el Índice de Presupuesto Abierto, el cual compara la información presupuestaria con las mejores prácticas a nivel internacional, encuentra resultados similares que el ILTP: existe la necesidad de que haya más información en el proyecto de presupuesto, particularmente sobre la evaluación integral de las finanzas públicas.

Propuesta

Es necesario publicar mayor información presupuestaria que sea útil y oportuna para la evaluación integral de las finanzas públicas y que coadyuve a la rendición de cuentas. La información que se presenta actualmente está normada principalmente por la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria. Esta ley establece el contenido del Paquete Económico que incluye, entre otros documentos, la iniciativa de Ley de Ingresos y el Proyecto de Presupuesto. Para lograr cambios sustanciales en el nivel de transparencia presupuestaria que transcienden la voluntad política del gobierno en turno, es necesario que se incluya en la normatividad vigente mayores requisitos de información presupuestaria.

Para avanzar hacia un proceso presupuestario más transparente se debe reformar la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria para que incluya como mínimo los siguientes cambios:

  1. Publicar la información que se utiliza para la formulación del presupuesto. Esto incluye el programa operativo anual y el anteproyecto de presupuesto elaborado por cada dependencia y entidad, y los techos presupuestarios preliminares enviados por la Secretaría de Hacienda a las dependencias y entidades.
  2. Incluir información adicional al proyecto de presupuesto que permita un análisis integral de las finanzas públicas. Esto contiene la siguiente información:
  1. Las previsiones de gasto de todos los fideicomisos para el año que se presupuesta.
  2. Los montos de egresos de los últimos dos años fiscales por programa.
  3. Las metas objetivo de los siguientes dos ejercicios fiscales por programa.
  4. Los activos financieros y no financieros de la Administración Pública Federal.
  5. Información detallada de los programas de garantías.

Nos interesa tu opinión