Letra S 173 – Diciembre 2010

Por • 02 Dic 2010 • Suplemento digital

Llega a México el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida Sólo hasta hace pocos años el presupuesto para VIH/sida comenzó a destinar una partida para estrategias de prevención. Hasta ahora, el monto había sido insuficiente. Para allegarse de recursos, México presentó una propuesta al Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y […]

Llega a México el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida

Sólo hasta hace pocos años el presupuesto para VIH/sida comenzó a destinar una partida para estrategias de prevención. Hasta ahora, el monto había sido insuficiente. Para allegarse de recursos, México presentó una propuesta al Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, con lo que obtuvo 67 millones de dólares que deberán ser ejercidos en cinco años. Nunca antes se había destinado tal cantidad para prevenir nuevas infecciones y reducir el impacto de la epidemia en grupos de alta vulnerabilidad, como los hombres que tienen sexo con hombres, los trabajadores del sexo comercial y las personas que usan drogas inyectables. A través de un complejo mecanismo de operación y supervisión, México deberá reportar constantemente sus avances, de lo contrario, el Fondo puede retirar sus recursos, aun sin haber concluido el proyecto.

Todo empieza con un cadáver de por medio. Los feminicidios en Morelos

Calor, balnearios, diversión, regocijo, eterna primavera, casas con alberca son parte de las ideas comunes que se tienen sobre el estado de Morelos. Es difícil imaginar que en esta entidad, repleta de espacios de esparcimiento, se suscita un alto índice de asesinatos contra mujeres, 300 en 10 años, al grado de convertirse en un estado con altos índices de violencia de género, realidad que las esferas gubernamentales desean silenciar.

Centenario de un nómada. Reflexión sobre Jean Genet

De niño, Jean Genet fue abandonado por su madre y recogido por campesinos en una región muy pobre de Francia. Ni la historia de su familia ni su medio dan cuenta fácil de su ascenso al primer lugar de la clase en su escuela ni de su inquebrantable sentido de lo que debía o no debía hacer. Sabía que era un lector y se negó a hacer trabajo manual para sus padres adoptivos.

Nos interesa tu opinión