Humor contra el VIH. Tratando de hacer lo que no pueden los médicos

Por • 30 Jul 2010 • VIHtral

Bobby Gordon, director de programas especiales del Art | Global Health Center de la UCLA, compartió con jóvenes gays y lesbianas y sus padres algunas herramientas teatrales que pueden usar en la lucha contra el VIH/sida.

Por Bobby Gordon

México DF, julio 26 de 2010.

Estábamos sentados en el cuarto, listos para empezar a trabajar. Había diez miembros de Cuenta Conmigo, Diversidad Sexual Incluyente, que atiende a chavos y madres de jóvenes LGBT, y yo. Me llamo Bobby Gordon, trabajo en UCLA en Los Angeles en E.E.U.U., y estuve con el grupo para dirigir un taller de teatro sobre cómo usar el humor para hablar sobre el VIH y sexo seguro. Al fin del taller había aprendido mucho de la fuerza, creatividad y sentido del humor de la juventud del D.F., y estoy convencido de que es el arma más fuerte en la lucha contra el VIH.

Empecé con una pregunta: “¿Tenemos un médico en la sala?” Pensando que yo estaría decepcionado, ellos dijeron, “no.” Les contesté, “Perfecto. El trabajo que haremos no es para los médicos, es para la gente.” En la lucha contra el VIH, por supuesto necesitamos médicos y medicamientos. Pero también necesitamos a la gente y a los artistas para luchar contra el estigma. Los médicos son especialistas, pero no en esto. Creo que son las artistas y la gente quienes pueden abrir la discusión que siempre está cerrada, sobre sexo y el VIH, y pueden hacerlo usando el humor.

Cuando estás riendo, estás abierto para escuchar, aprender y pensar en maneras nuevas. Si podemos estar abiertos para hablar sobre sexo, podemos hablar sobre VIH, derechos sexuales y humanos, y de la sexualidad incluyente.

Cada persona se presentó al grupo diciendo su nombre, su comida favorita y dónde le gustan los besos. Ya sabía que los chilangos siempre hacen chistes sexuales de doble sentido, entonces era perfecto cuando el gringo en el grupo (yo) dijo que su comida favorita son las tortas.

Pedí al grupo hacer anuncios chistosos de los condones. Respondieron con escenas que no podía imaginar, tan ridículas e inteligentes al mismo tiempo. Había luchadores aprendiendo cómo usar el condón, una pirinola enseñaba a usar solamente un condón para tener sexo, y un sacrificio azteca donde “la cosa sacrificada” terminó en un condón, si me entiendes.

Estabamos jugando, pero pensábamos en serio sobre qué pasaba durante los juegos. Cada persona compartió una parte de su propia historia, chistosa y en serio, incluyendo ¿qué hubieras querido saber del sexo cuando tenía 13 años? Me inspiraron muchos los chavos con sus respuestas inteligentes, valientes y abiertas. Me habría gustado que hubiera chavos de 13 años en el cuarto.

Y la parte más poderosa para mí fue la discusión que siguió a una actividad sobre negocación de los condones. Miramos las escenas y escuchamos las razones reales y ridículas por las que alguien no querría usar un condón. Después de reír, tuvimos una discusión muy intensa buscando respuestas que se pueden dar si se quiere usar un condón. La idea que se quedó en mi mente es que esta conversación puede y debe empezar antes del momento intenso del sexo, y también que el placer es el poder. Si puedes conectar sexo seguro con más placer, has ganado el poder. Si escribes tus datos en el empaque del condón y lo das a un chico o chica cuando le conoces, ya has presentado los condones y en una manera de invitando. En ese momento has abierto la conversación sobre el sexo seguro, y también luchas contra el VIH y contra su estigma.

Tengo que darle las gracias al grupo de Cuenta Conmigo por jugar conmigo. En la lucha contra el sida, necesitamos médicos, pero también necesitamos chavos con trajes, condones, y chistes si queremos ganarle. Después de ayer con los chavos, tengo mucha fe en que el D.F. ganará.

2 Comentario to “Humor contra el VIH. Tratando de hacer lo que no pueden los médicos”

  1. Fernando Bravo dice:

    Coincido con el drama, que hay que hacer cuando uno va al medico, se quedan muchas preguntas en el tintero cuando se visita al medico, y creo que estas respuestas las podemos encontrar en las conversaciones que se puedan tener en torno a la opinion compartida o critica en algunos casos, para cuando se tiene la oportunidad de visitar el teatro, hay que ir al teatro y disfrutar de las puestas en escena que mas nos gusten! Chao!

  2. Julio Cesar Callo Yaro dice:

    Totalmente de acuerdo, el arte es una buena herramienta para generar cambios en las conductas y comportamientos en la gente frente al VIH. Aqui en Peru la Asociacion Corazones Chalacos cuenta con un elenco llamado SIDA CLAUNS, que ha obtenido muy buenos resultados pues ayuda a informar y en la disminucion del estigma y la discriminacion a las personas con VIH entre los Jovenes de mi comunidad

    Julio Cesar Callo
    Presidente
    Asociacion de Personas Viviendo con VIH
    Corazones Chalacos – Callao – Peru

Nos interesa tu opinión