Bullying, un problema que no se atiende

Por • 13 Abr 2010 • Por mis derechos

El buylling es un término en inglés que significa tratar abusivamente a alguien. Sin embargo, desde hace unas décadas se usa para describir un fenómeno de violencia creciente entre los niños, niñas y jóvenes, principalmente en el ámbito escolar. Dan Olweus, uno de los pioneros en el estudio de este fenómeno y de programas para […]

El buylling es un término en inglés que significa tratar abusivamente a alguien. Sin embargo, desde hace unas décadas se usa para describir un fenómeno de violencia creciente entre los niños, niñas y jóvenes, principalmente en el ámbito escolar.

Dan Olweus, uno de los pioneros en el estudio de este fenómeno y de programas para su prevención, ofreció una de las definiciones más usadas para el bullying. El Departamento de Justica de los EU, donde existen estrategias de prevención y atención en las escuelas al fenómeno, la recoge de esta manera: son actos repetidos consecutivamente que incluyen un desbalance de poder, real o percibido, entre la persona o personas agresoras y aquellos con menos poder.

Bullying se ha traducido al español como maltrato e intimidación; no se incluye el acoso, usado en la definición de España, debido a que en nuestro país tiene connotaciones sexuales, lo cual constituye otro tipo de conducta.

Toma esto y esto otro
En México, la prevención del bullying no forma parte de la Agenda Escuela Segura, programa de la Secretaría de Educación Pública que se aplica a nivel nacional y cuyo objetivo es “consolidar a las escuelas públicas de educación básica como espacios seguros y confiables a través de la participación social y la formación ciudadana de los alumnos”, esta última orientada a la convivencia democrática, el autocuidado, la autorregulación, el ejercicio responsable de la libertad y la resolución no violenta de conflictos.

A finales de 2008, la Secretaría de Educación del Distrito Federal dio a conocer el Estudio Exploratorio sobre Maltrato e Intimidación entre Compañeras y Compañeros, en el que se registra que 77% de los estudiantes encuestados había sido víctima, agresor o testigo de hechos violentos en sus escuelas.

El entonces secretario de Educación capitalino, Axel Didriksson, afirmó: “se metió la violencia a las escuelas […], es un fenómeno que llega de afuera, de la familia, de los medios de comunicación masivos”, y agregó que “se glorifica y se valora de forma muy positiva la agresión, ubicándose como un acto heroico, convirtiéndose así en un modelo natural de relación interpersonal”.

Las encuestas muestran que hay estudiantes que creen que la violencia en las escuelas es normal, eso genera una actitud permisiva o de indiferencia frente a ella. Los expertos señalan que es un mito creer que es parte inevitable en el crecimiento y la convivencia entre niños, niñas y jóvenes. No es así.

En Estado de México, Letra S atestigua el llamado que un maestro de tercero de primaria hace a los padres para que enseñen a sus hijos a respetar a sus compañeros. “Ni yo me salvo, ‘puto maestro’ me han llamado”. Una niña que recibe insultos de un compañero, se queja: “me dice que soy una perra”.

Nos vemos a la salida
Existen dos tipos de bullying, el directo y el indirecto. El directo incluye golpes, insultos, amenazas o daño a las pertenencias de la persona agredida. El indirecto busca el aislamiento de la víctima, se difunden rumores falsos sobre su persona, se le denigra anónimamente mediante frases escritas en bancas, paredes de baños y salones. Ahora también se da a través de celulares, foros en páginas de Internet (como la Jaula.net), lo cual constituye una modalidad especial: el cyberbullying.

La violencia directa entre mujeres se ha vuelto más frecuente. Un orientador de una secundaria declaró a Letra S que de 10 peleas, 8 son entre mujeres. La búsqueda de estatus o establecer jerarquías de poder es un motivo importante en el fenómeno del buylling.

En secundaria, la agresión entre hombres es en contra de quienes se considera débiles, ya sea porque son más pequeños o porque no compiten en agresividad con los demás. A pregunta expresa sobre si los agresores expresan homofobia, un orientador respondió que “no es eso, sino más bien los ven débiles”. La construcción de estereotipos es el principio de la discriminación, los docentes parecen no estar sensibilizados al respecto

El fenómeno no es exclusivo de las colonias o sectores más desfavorecidos. Recientemente, en una preparatoria privada ubicada en la colonia San Miguel Chapultepec, una joven fue golpeada por dos compañeras. La agresión fue grabada con un teléfono celular. Mientras la directora decidía qué hacer, afuera de su oficina esperaban la agredida junto con su madre y la agresora, ésta respondió una llamada así: “ya me llegó el video, salí muy bien ¿no? güey”.

Páginas: 1 2

4 Comentario to “Bullying, un problema que no se atiende”

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Letra S, Letra S. Letra S said: Lean nuestro texto sobre bullying http://bit.ly/9kVeIO solo en http://www.v1.letraese.org.mx […]

  2. julia dice:

    hola yo estoy encontra de toda la violencia y estoy llevando acabo un proyecto para paralisar esto mi hijo esta en preescolar y es victima de esto me gustaria mucho que se hiciera algo para detener la violencia

  3. lorena calzada rocandio dice:

    jajajajajajajaja eso que

  4. azucena calzada rocandio dice:

    yo creo que el bulling esta mal y no se deve practicar

Nos interesa tu opinión